Medico cirujano, egresado de la universidad Nacional de Colombia, especializado en OTORRINOLARINGOLOGIA y CIRUGIA DE CARA Y CUELLO...
Leer Mas

LOS CORNETES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la región interna de la nariz se encuentra la fosa nasal, que tiene forma piramidal, limitada posteriormente por la rinofaringe, anteriormente por las narinas (fosas nasales), hacia la línea media está dividida en derecha e izquierda por el tabique nasal y lateralmente por los tres cornetes recubiertos de mucosa y forrados en piel de la misma nariz.

Los cornetes son unos órganos esponjosos donde se encuentran numerosos vasos, nervios y glándulas. Estos órganos se dilatan o se reducen mediados por el sistema Nervioso para reducir o aumentar el paso aéreo según las necesidades del organismo, pero normalmente están en un término medio (ni muy dilatados ni muy encogidos) para facilitar la buena respiración.

 

Los cornetes de la fosa derecha e izquierda trabajan alternamente, mientras un lado se dilata el otro se reduce, sin que el ser humano sea consciente de ello. El cornete inferior, crece hasta encontrar algo duro (el tabique) y empieza a encogerse mientras que el de la otra fosa hace lo contrario y así repetitivamente, esto es lo que llamamos ciclo nasal.

Los cornetes contribuyen a humectar y filtrar las partículas del aire, al que calienta de menos  de 0 centígrados a 34 centígrados y así poder vivir en climas muy fríos, igualmente regulan la velocidad del aire. Pero, estos cornetes  pueden alterarse como: En las desviaciones importantes del tabique, en los procesos alérgicos, por  ambientes tóxicos, en malformaciones, haciendo que estos no tengan el ciclo nasal y permanezcan turgentes (mal llamados hipertróficos), obstruyendo la nariz y produciendo malformaciones faciales en los niños, apnea del sueño en niños y adultos con sus consecuencias de mala ventilación, sobre cargando el corazón y también produciendo cefaleas continuas con mal rendimiento escolar y laboral. Igualmente estos cornetes no pueden resecarse generosamente para producir satisfacción inmediata al paciente, por el riesgo de ocasionarle una rinitis atrófica que empeoraría su estado,  debido al exceso de aire que penetraría en las fosas nasales y a la resequedad de las mismas, arrasando con las finas células ciliadas que tapizan internamente las fosas, transformando este epitelio fino en un epitelio pavimentoso que no registra el paso del aire, desesperando así  al paciente por sentirse ahogado en medio del gran flujo de aire que entra y sale por las fosas nasales. Esta situación es de muy difícil recuperación.

 

DR. ALBERTO RAMOS
CONSULTORIO MEDICO:

Unidad Medica Villa Country (Cll 78 #57 - 215 Consultorio 505).

TELÉFONO: (+57) 3554238

CELULAR: (+57) 301 3551846 - 300 8004032
Barranquilla - Colombia

Powered By: Dreams Design P&M